martes, 23 de febrero de 2010

INVESTIGACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

INVESTIGACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

Con anterioridad se ha hablado de lo que es la investigación epidemiológica, esta se debe de llevar a cabo:

• Cuando la enfermedad es prioritaria.
• Si el padecimiento excede de la frecuencia usual.
• Cuando se sospecha que los casos se deben a una fuente común de infección.
• Si se trata de una enfermedad desconocida en la región.
• El mecanismo de transmisión de enfermedad.
• Las características del ambiente.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

MULTICAUSALIDAD: Uno de los principios fundamentales de la epidemia consiste en reconocer que las enfermedades no tienen una causa única, sino causas múltiples, por lo que al analizar la producción de todo caso nuevo de cualquier enfermedad, siempre se asiste a un encadenamiento caprichoso de factores que dependen de la triada epidemiológica.

SUSCEPTIBILIDAD: Opuesto a inmunidad, es el individuo que, por no tener ninguna experiencia (enfermedad, vacunación, etc.) frente a un determinado germen, no posee defensas específicas para resistir el ataque de una dosis infectante. Por lo tanto es un candidato muy probable a enfermar. Se emplea la expresión candidato a enfermar, ya que la enfermedad no es una resultante fija y obligada, sino una probabilidad resultante del juego espontáneo de factores dependientes de la triada epidemiológica.
La susceptibilidad es una condición inherente al individuo. Guarda relación con la edad, sexo, estado nutritivo y otros factores biológicos. Otra cosa es la exposición al riesgo, que es la oportunidad o probabilidad de contacto adecuado con fuentes de infección.

VULNERABILIDAD: Cuando uno se refiere a enfermedades o condiciones no transmisibles (cáncer, accidentes de tráfico, suicidio, diabetes, etc.) se aplica un concepto equivalente al de susceptibilidad. Es la noción de vulnerabilidad. El individuo reúne varios factores condicionantes o se sitúa en un punto donde concurren las variables asociadas como factores etiológicos de la enfermedad.

VARIABILIDAD EN LA RESPUESTA DEL HUESPED

El concepto de enfermedad en epidemiología es diferente a al que existe en clínica. Para el clínico, un enfermo es un individuo con síntomas que solicita cuidado médico. Para el epidemiólogo el concepto es mucho más amplio y se entiende en todas las formas de la enfermedad: clínica, subclínica e inaparente.

ENFERMO CLÍNICO: Aquel que presenta un cuadro reconocible, que puede ser típico o atípico, pero en todo caso llama la atención del individuo, la familia y el médico.

ENFERMO SUBCLÍNICO: Es aquel que presenta síntomas mínimos, inespecíficos, de escasa o limitada duración. El diagnóstico solo puede hacerse por confirmación de laboratorio.

INFECCIÓN INAPARENTE: Es aquella que es demostrable única y exclusivamente por exámenes de laboratorio, porque se aísla un germen patógeno y se demuestra un alza significativa de anticuerpos específicos.

1 comentario: